Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

Represa de Cuñapirú: una ruina con trascendencia histórica del Uruguay

 

En la ciudad de Rivera (Uruguay), se encuentra un importante legado histórico que sigue siendo un referente turístico, es la Represa de Cuñapirú.

Este sitio, que en su tiempo destacó por ser una fábrica minera y a su vez una represa hidroeléctrica, fue declarado Monumento Histórico Nacional.

El fantástico lugar ampara en su territorio la emblemática ruina de lo que representó en su momento. Acá, que fue un lugar industrial, se realizaba la producción de energía eléctrica y la extracción de minerales naturales como el oro.

ALGUNOS DATOS IMPORTANTES 

En la extensión y la composición de este espacio, cuya represa fue construida entre los años 1878 y 1882, permanecen los artefactos mecánicos utilizados en antaño. Su levantamiento fue gracias a la Compañía Francesas de las Minas de Oro del Uruguay.

Sus trabajadores fueron aquellos inmigrantes provenientes de algunas naciones europeas, como España, Portugal e Italia, cuyas residencias se encontraban en el pueblo de Santa Ernestina.

Cada uno se dedicaba al perfeccionamiento y mantenimiento de las cinco turbinas que proporcionaban energía a los aerocarriles y a los morteros de moliendas.

Sobre las características de esta represa, puede decirse que la componía un lago artificial con un total de 3 millones de metros cúbicos de agua, que daban funcionalidad a esas cinco turbinas.

En la actualidad, cabe la posibilidad de afirmar, que este sitio, mencionado anteriormente como ruinas, ofrece una belleza natural despampanante.

Al caminar cada espacio, podrás percatarte de que existe un silencio profundo; especialmente el de aquellas personas que prefieren escarbar entre los detalles monumentales que allí aparecen.

Entendiendo parte del importante contexto de la Represa de Cuñapirú, sería bueno seguir documentándose sobre su historia para disfrutar al máximo la visita en este lugar.

Para los riverenses es clave este sitio, ya que genera un importante legado para las personas que adoran el antes y el después.

 

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.