Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

La morada de Nuestra Señora de los Dolores

 

La Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, conserva entre sus rincones una historia extensa, que comenzó como un oratorio de barro y paja, cuando finalizaba el siglo XVI, para luego transformarse en una capilla de ladrillo y teja.

Actualmente es uno de los monumentos más significativos de la ciudad de Dolores, en Villa Soriano, donde los fieles católicos se congregan para alabar a Dios y rendirle culto.

Es curioso que sea la localidad de Dolores, la que deba su nombre a la patrona: La Virgen de los Dolores, y no al contrario. Y es que anteriormente esta capilla comenzó a erigirse en un rancherío llamado “Espinillo”, que quedaba a unos 13 kilómetros de distancia de la ciudad actual.

A lo largo de los años, gracias a los esfuerzos de feligreses y sacerdotes, se pudo construir el nuevo templo. Según los testimonios que quedaron guardados, se estima que tuvieron que transcurrir casi cien años, entre 1801 y 1892, para que la Virgen encontrara su sitio.

Desde entonces, esa estructura levantada en  ladrillos, representa una de las más ricas manifestaciones culturales y religiosas; tesoro de esta comunidad.

Frente a la Iglesia, se encuentra la plaza Constitución, desde donde se observa una edificación que ha sobrevivido a los embates del tiempo, conservando su color, de tonos rojos y rosas, de los ladrillos.

El campanario anuncia que los actos religiosos están por comenzar, logrando que los lugareños enseguida asistan a los oficios.

LAS FESTIVIDADES EN HONOR A LA PATRONA 

Cada año, en los meses de marzo y abril, se celebra el aniversario de la llegada de la Santísima Virgen de los Dolores a Soriano y su Coronación Pontificia, época en la que se realizan diversas actividades para todos los fieles.

Generalmente la imagen de la Patrona visita las zonas aledañas y se realizan actividades culturales típicas en su honor.

Si para la fecha te encuentras en la región, no te pierdas esta hermosa celebración. 

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.